lunes, 27 de julio de 2015

"Insurgente" de Veronica Roth



(#11)

Titulo: Insurgente
Titulo original: Insurgent
Autor: Veronica Roth
Nº páginas: 448












Una sola elección puede transformarte… o destruirte. Sin embargo, toda elección tiene sus consecuencias, así que, cuando los disturbios se extienden por las facciones, Tris Prior debe seguir intentando salvar a sus seres queridos (y a sí misma), mientras se enfrenta a inquietantes dilemas sobre la pena y el perdón, la identidad y la lealtad, la política y el amor. 

El día de la iniciación, lo normal es celebrar la victoria con la facción elegida; por desgracia, en el caso de Tris, el día acaba de forma atroz. El conflicto entre las facciones y sus distintas ideologías se intensifi ca, y la guerra acecha en el horizonte. El peligro en tiempos de guerra es que se debe escoger un bando, desvelar secretos… y las consecuencias de cada elección se convierten en algo aún más irrevocable y poderoso. Transformada por sus decisiones, pero también por los nuevos descubrimientos, los cambios en sus relaciones personales, la pena y la culpa que la obsesionan, Tris debe abrazar su divergencia por completo, aunque eso le suponga pérdidas insuperables. 




Cuando terminé el primer libro de esta trilogía pensaba que solo iban a ser un par de libros más que leer por leer, pero este libro me ha dejado con la duda de si eso no va más allá. Si en realidad Veronica Roth no está criticando a nuestra sociedad detrás de la ficción.


Este libro me gustó mucho más que el anterior. El comienzo es quizás un poco lento, ya que trata de los vestigios que las últimas escenas de Divergente dejaron en Tris, pero unos capítulos más tarde ya comienza la acción.

 Primero, debo destacar el reencuentro familiar, queda abierto en el libro anterior y en este se continúa. Conocemos más detalladamente las demás facciones y su función, no quiero agregar demasiado para que no pierda la esencia, pero ¡estoy enamorada de Cordialidad!
Conocemos más detalladamente todo lo que Divergente planteó, la historia de los abandonados, el pasado de los protagonistas. Es una historia llena de secretos, y al menos en lo que a mi respecta inesperados.

Vemos a una Tris un poco más madura, aunque hubo momentos en los que me desquició, al igual que Tobias, pero esto los hace personajes reales, que se dejan llevar por las pasiones, lo que pensándolo fríamente hace que me guste aún más. Los personajes secundarios siguen teniendo su importancia Uriah, Marcus, todos aparecen, sumado a nuevos, tales como la madre de Tobias, Cara (hermana de Will), Johanna Reyes (líder de cordialidad) entre otros, que suman a la historia. 
"He descubierto que las personas no son más que una capa tras otra de secretos. Crees que las conoces, que las entiendes, pero sus motivos siempre permanecen ocultos, enterrados en sus corazones. Nunca conocerás a nadie, aunque, a veces, puedes decidir confiar en alguien."
Las relaciones no son amor y paz, están dominadas por la pasión y se dejan llevar de acuerdo a la situación, este punto en específico me gustó mucho, porque es algo realista, que te hace identificarte con las situaciones y la historia en general.

El final es lo más impresionante del libro, y a pesar de que lo leí hace ya un tiempo, todavía me sorprendo al pensar en él de que haya sido como fue. Nuevamente digo que está lleno de secretos,  y acá se revelan nuevos, dejándome de cara y con ansías de leer Leal inmediatamente.

Tratar de ser objetiva y no revelar detalles es algo difícil, solo resta decir que me encantó, y que a pesar de unas bajas emocionales importantes, lo súper recomiendo. Así que si no has empezado con esta saga, aunque sea por curiosidad o en un momento de aburrimiento no dudes en leerla.

2 comentarios:

  1. Ay, a mi me pasó lo contrario a ti, después de este libro abandoné la trilogía así que imagínate xD (aunque también ayudó el hecho de leer unos 894621957849724 spoilers del tercer libro cuando salió).

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Me gusto ese comentario de que las personas son Una capa Tras otra Tienes toda la razón! Todos tienen un secreto o sus propios motivos ocultos.

    ResponderEliminar